Apartamentos baratos en Mallorca

17.335 apartamentos en Mallorca. ¡Resérvalo antes que nadie!

2
Compare:
Aibnb
Booking
Expedia
Hotels
Homeaway
FriendlyRentals
  1. Apartum
  2.  » España
  3.  » Mallorca
  4.  » baratos

Apartamentos baratos en Mallorca

Apartamentos y casas vacacionales desde 35€/noche

Apartamento con vistas en Alcúdia Apartamento con vistas en Alcúdia
Amenities 4 Amenities 2 Amenities 50m2

Ver oferta »

Enorme apartamento ideal para cinco o más. ¡Aire acondicionado! Enorme apartamento ideal para cinco o más. ¡Aire acondicionado!
Amenities 12 Amenities 6 Amenities 200m2

Ver oferta »

Apartamento con piscina y vistas Apartamento con piscina y vistas
Amenities 12 Amenities 5 Amenities 0m2

Ver oferta »

Apartamento con wifi ¡Con terraza! Apartamento con wifi ¡Con terraza!
Amenities 5 Amenities 1 Amenities 9m2

Ver oferta »

Apartamento con vistas de dos habitaciones. Apartamento con vistas de dos habitaciones.
Amenities 4 Amenities 2 Amenities 128m2

Ver oferta »

Apartamento práctico parejas en Playa de Palma Apartamento práctico parejas en Playa de Palma
Amenities 2 Amenities 1 Amenities 17m2

Ver oferta »

Apartamento con terraza en Palma de Mallorca Apartamento con terraza en Palma de Mallorca
Amenities 3 Amenities 1 Amenities 45m2

Ver oferta »

Apartamento de 130m2 en Colonia de San Pedro con internet y vistas Apartamento de 130m2 en Colonia de San Pedro con internet y vistas
Amenities 5 Amenities 3 Amenities 130m2

Ver oferta »

Apartamento con terraza. ¡Perfecto para grupos! Apartamento con terraza. ¡Perfecto para grupos!
Amenities 8 Amenities 4 Amenities 110m2

Ver oferta »

Ver todos los apartamentos en Mallorca

Apartamentos baratos en Mallorca

Mallorca está considerada como una de las ciudades ideales para vivir. Y es que la isla lo tiene todo, ya sea para disfrutar del turismo como para quedarte a vivir para toda la vida.

Alquiler de apartamentos económicos en Mallorca, la "perla del Mediterráneo"

Mallorca es Mediterráneo y eso queda reflejado en su extensa costa salpicada de playas de aguas cristalinas que invitan a darse un chapuzón en todo momento. Está recorrida por el paseo marítimo, uno de los más modernos de España, y flanqueada por el puerto deportivo Puerto Portals, considerado como uno de los más lujosos de Europa y donde se amarran lujosos yates. A lo largo de este también se extienden numerosas discotecas y pubs, que por la noche ofrecen mucha animación y convirten a la zona en una de las más animadas y selectas de la isla. Es una de las mejores zonas para buscar alojamiento barato en Mallorca porque es un mirador de excepción al Mediterráneo y porque queda muy cerca de las playas y el casco antiguo.

El casco antiguo de la capital balear está recorrido por un entramado de estrechas callejuelas de aires medievales y guarda joyas que atrapan a quien las visita, como la catedral de Palma, uno de los referentes del gótico mediterráneo, el Temple, el antiguo barrio judío, o la Almudaina, con un llamativo estilo gótico y que junto a la Huerta del Rey conforman uno de los exteriores más exóticos de la isla. Aquí, rebosan los hoteles boutique, aunque también encontrarás otros apartamentos baratos en Mallorca en los que merece la pena retirarse unos días.

La plaza Mayor es el mejor lugar para tomar el pulso de la ciudad o para comprar puesto que alrededor de la misma hay numerosas tiendas y boutiques. La avenida de Jaime III y paseo del Borne, las arterias principales de la ciudad, encontrarás un buen surtido de tiendas de marcas populares, galerías de arte, bares, restaurantes, los museos Es Baluard y Palau March y apartamentos baratos en Mallorca que te permitirán alojarte en el corazón de la ciudad.

Los mercados son la mejor forma de adentrarse en la idiosincrasia mallorquina. Son auténticos espacios entregados a la gastronomía que hacen las delicias de los más foodies. Destacan el de Santa Catalina, que conserva cierto aire ambulante, y el de San Juan, un recinto repleto de puestos, de restaurantes, de espacios para eventos de showcooking y con largas bancadas para sentarte a degustar algunas de las delicias que venden en los puestos.