Apartamentos en Palma de Mallorca

Tenemos 1390 apartamentos baratos para ti. ¡Busca y compara!

Alojamiento por días en Palma de Mallorca

Apartamentos y casas vacacionales desde 21 €/noche

    Ver los 1390 apartamentos en Palma de Mallorca

    Mar y montaña en la capital de la isla

    Mallorca es tierra de vacaciones, y su capital se lleva la palma...

    Érase una vez una isla en un archipiélago mediterráneo. Y en esa isla, una ciudad, de nombre Palma. Dicen que era tan bonita que los turistas lo descubrieron y empezaron a llegar en masa, a partir de los años 60. ¿Motivos? No faltan: mar, sol, clima, paella y montañas que todo lo presiden. Palma de Mallorca son calles adoquinadas, playa y su casco antiguo. Palma de Mallorca son ganas de descansar y de pasarlo bien. Y excursiones inolvidables a Sóller y la Sierra de Tramuntana.

    Alquiler de apartamentos en Palma de Mallorca

    Palma, además de una auténtica puerta al origen de las tradiciones mediterráneas, es un referente arquitectónico, artístico e histórico a nivel internacional gracias a La Seu, una catedral que destaca dentro del patrimonio gótico mundial por dos razones: el tamaño de su rosetón y su ubicación frente al mar.Pero el encanto de la arquitectura de la capital payesa va más allá de la catedral de Santa María. Tanto en el casco antiguo como en las inmediaciones de la localidad, lo rústico y lo tradicional se dan la mano en los apartamentos vacacionales de Palma de Mallorca, dejando entrever al visitante las huellas de civilizaciones tan antiguas como la romana, la fenicia o la griega.

    Alquiler de temporada en Palma de Mallorca

    Cualquier momento del año es bueno para buscar alojamiento en Palma, aunque la primavera y el verano son ideales para disfrutar al máximo de todos los reclamos palmesanos, especialmente de su gastronomía. No hay nada como dar una paseo estival por el centro histórico para descubrir el espíritu medieval de la ciudad a través del bulevar del Borne o dejarse llevar por los aromas mediterráneos que manan del Mercado del Olivar.Una tarde soleada es el mejor escenario para disfrutar de los productos típicos de la zona, muchos de ellos con un fuerte componente tradicional y, claro está, con sabor mediterráneo. Obviando el pan y el aceite, tan propios de la cuenca, en la mesa de cualquier apartamento en Palma de Mallorca no puede faltar nunca una ensaimada, un tumbet o un licor de hierbas mallorquinas.

    Alojamiento en Palma de Mallorca

    Es evidente que cualquier camino que dirija a Palma es un buen camino. Pero en cualquier periplo mallorquín hay un dilema, el único quizá, y tiene alquiler de apartamentos en Palma de Mallorca: ¿alojarse en el centro o en las afueras? Por un lado, el corazón urbano ofrece la posibilidad de compartir espacio con palacios decimonónicos; por el otro, la periferia tiene el atractivo que aportan construcciones residenciales como las posesiones.En todo caso, en Palma hay opciones para todos los gustos, tanto los amantes de la urbe como los que prefieren los entornos rurales. Es cuestión de elegir y encontrar con Apartum el apartamento que mejor se adapte a las necesidades del momento. El resto es cuestión de dejarse llevar y disfrutar.

    Y de postre… ¡ensaimada!

    Y de postre… ¡ensaimada!

    Si vuelves de Mallorca sin una caja de cartón cuadrada (o varias), alguien te mirará mal. Y es que no hay souvenir más famoso cuando se viaja a Palma que una de sus tradicionales ensaimadas. Traigas una, dos, o cuatro, lo que no puedes dejar de hacer es probarlas mientras dure tu visita a la isla.

    Pero hay más que ensaimadas en Palma. De comida de mar a vinos que luchan por el reconocimiento, Palma de Mallorca es una buena base para descubrir los sabores del archipiélago balear.

    Sabores de Palma

      Ensaimada: tal vez lo más típico de Mallorca, nada que ver con las industriales.

      Sobrasada: un buen pan, una buena sobrasada y… ¡a disfrutar!

      Herbes dolces: sabor a hierbas, toque dulce… delicioso (ojo, que sube).

      Vinos del Pla i Llevant: si te gusta el vino, éstas son las denominaciones que hay que probar, sí o sí.

      Frit mallorquín: uno de los platos más típicos de la isla.

      Sopas mallorquinas: con verduras como la original o con carne como sus variantes, las sopas son un clásico.

      Bunyols de la revetlla de les verges: con menos fama que las ensaimadas pero igual de golosos.

      Licor de naranjas de Sóller: ¿qué se puede hacer con unas buenas naranjas además de comerlas? Pues un buen licor, como el de Sóller.

      Panades: otra de las joyas de la repostería mallorquina.

        Alcaparras: algo tan pequeño como característico de la isla.

    Vacaciones mediterráneas

    Vacaciones mediterráneas

    Despertar con la brisa mediterránea y bajar a la calle. Un paseo por el casco antiguo y un par de bocados a las ensaimadas reglamentarias. ¿Toca playa o montaña? Mejor todo, y es que no puedes dejar de subir al castillo de Bellver o de pasear por su relajado paseo marítimo. Palma vive en vacaciones… ¡y lo sabe!

    No esperes un pueblecito aburrido. Palma está en una isla, es cierto, pero tiene lo suficiente para que se pueda considerar ciudad. Mediterránea, eso sí, con todo lo que ello comporta. Lo que está claro es, tengas poco o mucho tiempo, que no debes dejar de ver algunas de sus joyas.

    Mallorca en 10 visitas

      Catedral de la Seu: una de las visitas imprescindibles si viajas a Palma.

      Castillo de Bellver: una preciosa panorámica es suficiente motivo para acercarse al histórico castillo.

      Casco antiguo: calles adoquinadas, edificios históricos, un placer.

      Plaça del Rei: la plaza Mayor de Palma, antigua y solemne.

      Es Baluard: arte para después del sol.

      Palacios de Almudaina y March: casas donde no viviremos nunca...

      Lonja de pescadores: un edificio de tiempos pasados en una ciudad unida al mar.

      Sierra de Tramuntana: cercana y natural, la montaña es la amiga de las aguas en la isla de Mallorca.

      Tren de Sóller: una de las excursiones más míticas de la isla es la que te acerca a Sóller en su tren.

          Un pequeño y curioso paraíso

          Un pequeño y curioso paraíso

          Mallorca no es Alemania. Pero prepárate, que en ocasiones lo puede parecer. Isla preferida por los vecinos alemanes, Mallorca es un pequeño paraíso. Y Palma, su capital, lo sabe y lo explota. Mallorca está preparada para el turismo, pero sigue siendo un lugar de reposo donde apagar el chip por días.

          Disfruta de Palma, explora la isla entera y, si te la acabas, continúa con Menorca, Ibiza o Formentera. Ya lo decía la canción de los nativos Ossifar (atención que no es cosa seria).


          Every day is sunday a Mallorca

          every night the stars shine in the sky

          every moment the wishered is Mallorca

          everything is wonderful.

          No es todo solo y playa

          No es todo solo y playa

          ¿Ya tienes las mejillas manchadas del ensaimada? Puedes seguir con otras de las actividades que ofrece Palma. No todas engordan, pero algunas son igual de deliciosas que el postre más famoso de la isla.

          Un paseo por el Born y su paseo, lanzarse a explorar las calas vecinas o acercarse en familia al Aquarium… Palma tiene marcha para rato.

          7 cosas que tienes que hacer en Palma de Mallorca

            Subir al tren: no es un tren cualquiera, te acerca a la preciosa Sóller y el recorrido es precioso.

            Disfrutar de la naturaleza marina: si vas con niño, un Aquarium como el de Palma es visita fija.

            Un poco de arte: acércate al CaixaForum, siempre hay algo que ver. Y de postre, arte moderno en Es Baluard.

            Tostarte al sol: en la playa de s’Arenal o tomando algo en las terrazas del paseo marítimo. Esos placeres que salen baratos...

            Viajar al pasado en los baños árabes: un lugar donde te sentirás en otro siglo...

            De compras en el mercado: el mercado del Olivar es uno de los más típicos, si te va el asunto de las frutas, las verduras y demás.

            ¿Te hemos dicho lo de las ensaimadas? Pues eso.

          Ver los 1390 apartamentos en Palma de Mallorca