El primer comparador de apartamentos del mundo143 apartamentos en Múnich. ¡Resérvalo antes que nadie!
    ¿Cuándo?
    2
    Comparar:
    booking
    hotels
    homeaway
    wimdu
    onlyApartments
    friendlyRentals
    1. Apartum
    2.  » Alemania
    3.  » Múnich

    Baviera para todos

    Ponte tus lederhosen, levántate de la silla y alza la jarra al aire. El Oktoberfest es uno de los momentos míticos para visitar Múnich, pero la ciudad es más que cerveza y trajes tradicionales. Múnich es una ciudad capital sin llegar a serlo, un lugar de negocio, arte y buena vida. Del recuerdo de las Olimpiadas a las glorias del todopoderoso Bayern, el espíritu bávaro vive en las preciosas calles del centro de Múnich.

    El espíritu bávaro vive en las preciosas calles del centro de Múnich.

    La oportunidad de conocer a fondo la capital de Baviera, con un apartamento en Múnich

    Múnich cuenta con una intensa historia a sus espaldas. Esta ciudad alemana sobrevivió a terribles bombardeos durante la II Guerra Mundial para convertirse en ejemplo perfecto de modernidad y tradición aliadas de forma atractiva y equilibrada. No dudes en consultar con Apartum para conseguir un alquiler de apartamentos en Múnich y encontrarás la forma ideal de descubrir los atractivos monumentales de la capital de Baviera, así como sus multitudinarias fiestas.

    El alquiler de apartamento en Múnich como opción de descubrir cómodamente su riqueza monumental

    Desde su fundación, en 1158, Munich no ha dejado de embellecerse con joyas arquitectónicas de estilos diferentes, con edificios góticos, renacentistas, barrocos o neoclásicos. Una herencia cultural impresionante que puedes conocer cómodamente alquilando un apartamento en Múnich, recorriendo la ciudad a tu propio ritmo.
    • La Marienplatz es el corazón de la ciudad, escenario de sus principales acontecimientos históricos. Esta plaza alberga edificios como el Ayuntamiento Antiguo, con aspecto de castillo de cuento y una torre de 55 metros y el Ayuntamiento Nuevo, recargado edificio neogótico de finales del XIX, que alberga el famoso Carillón con figuras de tamaño real que todos los días bailan su “danza de Cooper”.
    • La Catedral de Múnich, finalizada en 1525, es uno de los mayores ejemplos góticos de Alemania. Su exterior es de ladrillo rojo y el interior conserva hermosas vidrieras y la tumba del emperador Luis IV de Baviera.
    • Otro de los emblemas de Múnich es la Peterskirche (iglesia de San Pedro), con su peculiar mezcla gótica, barroca y rococó. Alberga una reliquia tan famosa como el esqueleto de Santa Munditia, cubierto de oro y piedras preciosas. Su torre de 56 metros es uno de los mejores miradores.

    Un apartamento vacacional en Múnich para vivir el auténtico ambiente ciudadano y sus espectaculares fiestas

    Además de su riqueza cultural y artística, la capital bávara es una ciudad viva y animada, con gente que sabe disfrutar de sus propias tradiciones y celebra sus fiestas con alegría. Un alquiler de temporada en Múnich te permitirá mezclarte con sus gentes y vivir con la misma emoción sus celebraciones.
    • La cerveza es esencial en la vida de Múnich, como demuestran sus múltiples cervecerías. Una de las más famosas, que bien merece una visita aprovechando nuestro apartamento en Múnich, es la Hofbräuhaus, presente desde 1589, testigo de la vida política y social muniquesa.
    • Pero, indudablemente, la gran fiesta de Múnich es la Oktoberfest, todo un acontecimiento alrededor de la cerveza, celebrado desde 1810. Millones de visitantes disfrutan de esa reunión anual en el Theresienwiese, donde corren litros de cerveza y comida, con numerosos espectáculos.

    Negocios, arte y mucha cerveza

    Múnich, Baviera: una ciudad a la que la guerra trató mal pero que conserva su encanto monumental entre el dinero y los negocios. No se pueden dejar de visitar el centro, las galerías de arte, pinacotecas y parques de Múnich… Eso sí, de entre sus jardines, los dedicados a beber cerveza son tal vez su Top.

    Una ciudad limpia, ordenada y en la que la cerveza es sagrada. La ley de la pureza marca los cánones y dice cómo hay que producirla… pero no sólo eso: la cerveza tiene más reglas, como pedirla por lo menos en en jarras de medio litro (o de litro), pero eso mejor que lo descubras cuando pises uno de sus biergartens.

    Salchichas, cerveza de trigo, pretzels… la comida no es lo único, pero sí es un imprescindible si decides visitar las tierras de los bávaros....

    Del Oktoberfest a paseos por el Múnich verde

    Levantarse y recorrer a pie las calles de un centro histórico de los que te dejan con la boca abierta. Pasar una hora intentando descubrir todos los secretos de Marienplatz y el Glockenspiel antes de comprar un refrigerio en el Viktualienmarkt. Ver cómo se cruzan los caminos en un Jardín Inglés que parece no acabar y pasear entre su antiguo ayuntamiento y el nuevo. Por la tarde, una visita al biergarten y a practicar el levantamiento de peso.

    Múnich no se termina en un día, y es que la energía de su gente, lo frenético de sus negocios y el poderío de sus clubes y estadios impresiona. Lo que sí es seguro es que hay varios momentos durante el año en los que Múnich es otra cosa…

    ¿Cuándo ir?

    • Múnich en otoño: la época del Oktoberfest es una de las preferidas por turistas de cerca y de lejos. Si no te va la cerveza, sigue buscando…
    • Múnich en invierno: los mercadillos navideños de Marienplatz, el frío, la nieve (si ya ha caído), le dan a Múnich un aspecto especial y mágico.
    • Múnich en primavera: si buscas lo mismo que en Oktoberfest pero menos loco y mucho más pequeño, la primavera y su Frühlingsfest son la alternativa.

    Múnich en verano: cuando muchos locales se lo pasan en grande por la Mallorca más alemana, Múnich disfruta de sus parques y zonas verdes como nunca.

    Castillos, palacios y hasta un nido...

    Múnich es el centro de una tierra de castillos. ¿Es Múnich todo lo que se necesita si se viaja a Múnich? ¿Hay vida más allá? ¡Pues sí! Baviera guarda castillos, naturaleza y algún que otro secreto).

    • Nido de las águilas: si quieres conocer uno de los rincones amados de Hitler, cerca de Múnich se encuentra uno de los más famosos.
    • Neuschwanstein: una colina, un castillo, cuentos de hadas… si hay un castillo más clásico que éste, que levante la mano ahora.
    • Castillo de Hohensalzburg: a menos de dos horas, Salzburgo es una buena oportunidad de cruzar una frontera y, de paso, maravillarse ante un castillo espectacular.
    • Palacio de Linderhof: su sala de los espejos y su señorío son excusas suficientes para visitarlo.

    Rothenburg ob der Tauber: dicen que es el pueblo más alemán de Alemania. Lo que está claro es que es un pueblo medieval de los que te dan ganas de montar a caballo y sacar la espada...

    Todos los caminos llegan a Múnich

    Cuando caminas por el centro de Múnich te parecerá que no estás en una ciudad. O por lo menos no en una ciudad de este siglo. Y es que la Marienplatz y sus alrededores son clásicos, monumentales y carne de selfie…

    Está claro que para dormir cerca de las principales joyas de la ciudad, Alstadt debe estar en tu punto de mira (prepara también el bolsillo, los alojamientos no son baratos). Pero, como es de esperar en una ciudad como Múnich, el transporte público es eficiente y puedes tenerlo en cuenta a la hora de elegir barrio para tu visita.

    Cerca de la estación principal, Ludwigsvorstadt es una de las zonas más prácticas para alojarse. A tiro de piedra de los clásicos del Oktoberfest, estarás cerca sin estar en pleno meollo.

    Si te llama la fiesta bávara y la noche es tu amiga, Schwabing, Naxvorstadt, Gärtnerplatzviertel y Glockenbachviertel son perfectas bases de operaciones. Familias y amigos de la calma, en Haidhausen y Lehel estaréis relajados y de lo más cómodos.