Apartamentos en Milán

Tenemos 5626 apartamentos baratos para ti. ¡Busca y compara!

Alojamiento por días en Milán

Apartamentos y casas vacacionales desde 19 €/noche

Ver los 5626 apartamentos en Milán

Bienvenidos a la ciudad de la moda

Tiendas de lujo, arte de primera y el estilo del norte de Italia

Milán no es Roma, ok. Ni Florencia, ok. Pero Milán tiene sus propios encantos y atractivos. Destino para compradores de lujo y amantes de la moda de alta costura, Milán cuenta también con tesoros para todo tipo de mortales. Tu viaje a Milán te llevará a una ciudad de negocios y dinero pero también de cultura, historia y fútbol. Milano espera en el norte con un ritmo que en nada se parece al sur de la bota italiana. Ponte tu mejor traje (o no) y... ¡a disfrutar!

 Estás en la ciudad de la moda

Estás en la ciudad de la moda

No tienes que caminar como si fueras modelo de Versace. Pero sí es cierto que el lujo y la moda ser respiran en su Salón y en sus tiendas de alta gama. Pero para alta gama, La Última cena de Leonardo da Vinci es tan exclusiva que tendrás solo 15 minutos para verla y disfrutarla (si consigues tu billete). Con más o menos lujo, Milán necesita de calma para reponerse de su propio ajetreo.

Por supuesto, si aún necesitas emociones fuertes, viste de interista o rossonero y disfruta de fútbol de categoría en San Siro. ¡Ah! Y no olvides dar una vuelta (literal) sobre los testículos del toro de la Galleria Vittorio Emanuele. Da suerte, o eso dicen…

Milán es Casco Antiguo, Città Studi y Porta Garibaldi. El centro de Milán se esconde en su Zona 1, refugio de su catedral (el famoso Duomo) y de la Pinacoteca de la Brera. Milán no tiene lo que tienen Roma o Florencia, pero es número uno en glamour, moda y escaparates caros. Pero hay mucho más…

Compras, moda y el Duomo

Compras, moda y el Duomo

La catedral de Milán, el Duomo es sin duda su icono más famoso. Pero Milán es también el Teatro alla Scala y el Castello Sforzesco. MIlán son los escaparates del Quadrilatero d’Oro (recuerda que los lujos no son baratos), y el barrio de Brera y su Pinacoteca. Milán es un delicioso panzerotto en la mano y, para los amantes del fútbol, un derbi milanés en San Siro. 

Sube y disfruta de las vistas de la ciudad desde lo alto del Duomo, de un aperitivo junto a sus canales, de los goles del Inter y de los contraataques del Milan. Milán son tiendas de lujo y arte de primera división, como La última cena de Leonardo da Vinci.

Encuentra tu tiempo para Milán y comprobarás si Italia se reduce a las postales de la Toscana y Roma. Las vistas desde lo alto del Duomo te darán pistas sobre ello, igual que tomarte un aperitivo junto a los canales (sí, canales) Grande y Pavese.

De Milan al fin de… ¡Italia!

De Milan al fin de… ¡Italia!

Milán está algo alejada de algunos de los destinos más típicos de Italia. Sin embargo, a poca distancia esperan las montañas, los lagos y pueblos y ciudades que bien merecen una excursión desde Milán.

Si dispones de tiempo suficiente en tu viaje y te apetece escapar de Milán para culminar tu viaje, tienes opciones para todos los gustos.


Excursiones desde Milán

Bergamo: ciudad de uno de los aeropuertos más cercanos, Bergamo y su ciudad alta te llevarán al Medievo.

Lago di Como: muy cerquita de la ciudad, el lago está rodeado de paraísos de postal.

Pavia: estudiantes y su monasterio son las señas de identidad de una de las vecinas de Milano.

Lugano: si prefieres cruzar la frontera, Lugano es naturaleza 100%.

Canales lejos de Venecia

Canales lejos de Venecia

Si buscas estar cerca de todo, la zona 1 es tu objetivo. El teatro alla Scala, la Galleria Vittorio Emanuele y el famoso Quadrilatero d’Oro (para comprar o para mirar) aguardan ahí la visita de turistas que siempre esperan mucho de Italia.

El centro de Milán es una buena opción para aprovechar al máximo tu fin de semana o vacaciones. Sueña con Venecia en los canales, da vueltas sobre los testículos de un toro en la Galleria Vittorio Emanuel y descubre una ciudad que no es sólo fashion.

Despertar y subir cuanto antes al Duomo para ver todo lo que verás desde el suelo. Dedicar los 15 minutos que se permiten junto a La última cena antes de tomar un panzerotto en Luini. Un aperitivo, un osobuco y a relajarse por el Parco Sempioni, junto al Castello Sforzesco. Compras sí o no y, por la noche, un poco de calcio, que en Italia no tiene nada que ver con la leche.

Ver los 5626 apartamentos en Milán